Se casa con tres hombres y los pone a trabajar, ellos le rinden cuentas

Aunque muchos opinan que no, que está mal, la monogamia para algunos está sobrevalorada y ningún ser humano, sea hombre o mujer, deberían de tener una sola pareja.

Seamos honestas, después de varios años de estar con la misma pareja, una se aburre y le dan ganas de ponerse creativa con alguien más.

Lamentablemente, la sociedad aún es sumamente conservadora y todavía se pandea cuando una mujer es infiel ‘con los hombres curiosamente no pasa lo mismo’ y le da por tener un romance clandestino.

Pese a que la poligamia en los varones está bien vista en varias culturas, en una mujer es impensable. Justo de esto va un documental que ha levantado ámpula, pues éste aborda la vida de una mujer llamada Tspal, originaria de Nepal, que está casada con tres hombres.

‘Tengo tres maridos y así soy feliz’, contó la poliandra mujer, quien reveló que, en esta región del Himalaya las mujeres pueden casarse con la cantidad de hombres que ellas quieran.

La poliandria está bien vista en esta región del Himalaya y en algunos casos los maridos llegan a ser hermanos de sangre.

Por otra parte, Tspal, aseguró que no permite que en su vivienda existan los celos entre sus maridos, pues siempre pone orden y para todos tiene amor. De hecho, cuando alguno de ellos quiere tener intimidad con ella, sus maridos sólo deben sonreír ampliamente.

Lo mejor de estar casada con tres hombres es que mientras unos trabajan en los cultivos, los otros le ayudan con los trabajos domésticos. Además, procura rotar las actividades de sus esposos para que ellos no se aburran (¡qué considerada!). La feliz esposa de estos tres hombres contó, también, que nunca se siente sola.

Sus tres maridos deben ser todos proveedores, pues todos deben ver por los hijos (no importa si son de ellos o no) y ocuparse de su alimentación, salud y educación.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*