Alertan sobre extraña enfermedad del “ciervo zombie” que podría infectar humanos

Extraña enfermedad del “ciervo zombie” podría infectar a los humanos

El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) encendió las alertas de salud al revelar que manadas de ciervos están muriendo en al menos 22 regiones de Estados Unidos y varias zonas de Canadá por culpa de la caquexia crónica, un transtorno que ya ha sido bautizado también como la ‘enfermedad del ciervo zombie’.

El mal produce alteraciones neurodegenerativas (desordenes cognitivos como los que provoca el Alzheimer o el Parkinson). Se contagia por priones, proteínas que producen alteraciones neurodegenerativas, pero el contacto directo no es la única forma: los animales y cadáveres infectados con esta enfermedad pueden diseminarla a través de las plantas y el suelo. Por ello se recomienda a los cazadores que tengan extremo cuidado con los ciervos infectados.

Aunque aún no se han reportado contagios en humanos, y los científicos no tienen evidencias concluyentes de que la carne infectada haya dañado alguna vez a las personas. Un estudio de la Universidad Estatal de Colorado junto a científicos canadienses ha revelado que monos macacos que comieron carne de ciervos infectados contrajeron la enfermedad.

Esta transmisión de la enfermedad entre carne de ciervo y primates podría demostrar que no existe una barrera suficientemente potente para evitar el contagio entre especies. Por tanto, estos científicos alertan de una posible infección a humanos.

Según el estudio los agentes infecciosos que causan la enfermedad, llamadas priones, no pasan fácilmente entre animales de diferente especie. Pero estas proteínas pueden evolucionar y transformarse para poder infectar otras especies.

“Tenemos motivos para sospechar que la caquexia crónica podría transmitirse a los humanos. La enfermedad aún puede estar evolucionando, y podría ser solo cuestión de tiempo antes de que un prion evolucione en un ciervo que sea capaz de infectar a un ser humano”, reveló Mark Zabel, director Centro de Investigación Prion de la Universidad Estatal de Colorado (CDC).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*